martes, 6 de marzo de 2012

Línea 3, Fomento y reordenación del patrimonio artístico contemporáneo.

O lo que es lo mismo “enriquecer y conservar el patrimonio artístico contemporáneo, favoreciendo políticas que contribuyan a incrementarlo, investigarlo, estudiarlo, compartirlo y difundirlo en nuestra sociedad”

Así mismo, se habla aquí de las obras “de encargo”, aquellas producciones que la administración encarga a determinados artísticas, para conmemoraciones, bienales, etc... Este punto ha sido siempre muy polémico, debido al método de selección de estos artistas. Y decimos método, pero en muchos casos ni lo hay. Nos vienen a la cabeza las polémicas designaciones para la Bienal de Venecia y demás eventos internacionales, encargos para Ministerios, Embajadas, instituciones internacionales, etc... Ni que decir tiene que regular este tipo de acciones es fundamental, con el fin de que las colecciones y apoyos públicos en el ámbito del arte contemporáneo no tengan que ver con el gusto personal del responsable, si no con causas más subjetivas, y que en resumen, dichas colecciones sean un reflejo veraz de la producción contemporánea española.

Para ello, obviamente, el primer paso será saber que tenemos. Cosa harto difícil, ya que obra en propiedad del estado español hay en muchos despachos, ministerios, embajadas, viviendas oficiales, etc... Una vez se sepa lo que hay, se verán las lagunas y deficiencias de esa “supuesta” colección de arte contemporáneo español (que la propia estrategia ya adelanta, fotografía, nuevos medios, y artistas mujeres son los grandes olvidados)


Es importante, tal como indica la Estrategia, el fomento del coleccionismo privado, con medidas de apoyo como pueden tener otros países (deducciones fiscales, IVA reducido, etc..., o como ya señala la UAAV, medidas como las que realiza el Arts Council en Inglaterra, la aportación por parte de la administración de una cantidad de dinero para aquel particular que comience una colección privada de arte contemporáneo)

En resumen, tener una política de adquisiciones lógica y racional, e intentar que sea el sector privado, y el propio ciudadano el que también adquiera arte contemporáneo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario