lunes, 4 de junio de 2012

Moooneyyyy!

Y resulta que desde hace algún tiempo, desde muchas instituciones y oficinas de apoyo al emprendedor nos dicen que para ganar más debemos gastar más (¿?¿?¿?¿?¿) Y la solución para esto, según sus consejos, es solicitar algún tipo de financiación existente, tipo microcréditos, ICO, etc...




Por curiosidad, nos subimos a la moto y a hacer el tour por las instituciones que tienes esos créditos como medida de apoyo a la empresa. Primero fuimos a ENISA (Empresa Nacional de Innovación S.A.) Están en las torres Kio, pero no te molestes en ir sin tener cita antes. Nos quedamos con las ganas, y volvimos a casa a mandar un email solicitando información.

Para beneficiarte de un crédito de ENISA, (de 25000 a 75000 euros con un plazo de 3 a 5 años, y un interés aproximado del 8%)  tienes que ser S.L, con menos de 2 años de antigüedad, entregar resultados económicos de 2011, previsión 2012, plan de empresa, y tener algún elemento innovador. Ejem.... Lo del elemento innovador es la pregunta del millón. Que será innovador para esta gente?? por que nosotras no trabajamos en nanotecnología, ni en Bioetanol, ni en Tuenti ni nada... pero resulta que este paso no es tan complejo y que casi cualquier cosa que se te ocurra puede convertirse en innovador para los ojos de ENISA, por ejemplo, no hay en nuestra misma calle ninguna empresa de 2 chicas de nuestra misma edad que se dediquen a lo mismo que nosotras. Somos innovadoras!!!

De todas maneras, para ENISA (y algún tipo de financiación más) podéis acercaros a diferentes asociaciones de empresarios, como la AJE, o la Federación de Mujeres Progresistas, que han conveniado con ENISA para ofrecer asesoramiento y ayuda a los emprendedores que quieran solicitar esta financiación.

Los préstamos ICO son otro cantar. Los requisitos son mayores, y suelen ser préstamos para cosas concretas, como por ejemplo, la compra de activos (maquinaria, etc...) o la internacionalización. Además, desde bastantes sitios nos han comentado que no son excesivamente beneficiosos y que están dirigidos mínimo a PYMES (que de pequeña mediana tiene poco, una PYME es una empresa de mínimo de unos 10 millones de euros de facturación anual y 50 empleados) Hay alguna línea para autónomos y empresas más manejables, pero como os decimos, parece ser que al final se gestiona desde las entidades de crédito (bancos) y los requisitos son prácticamente similares a un préstamos normal y corriente (simplemente te bonifican algún punto en el tipo de interés)

Desde los bancos, también existe la posibilidad de contratar una póliza de crédito. Es una especie de préstamos virtual, y vas pagando intereses solo de lo que retiras. Para que nos entendamos, es como una VISA gigante en tu propia cuenta bancaria. Tu contratas una póliza por 10000 euros por ejemplo, y cuando tu cuenta llegue a 0, podrás seguir retirando dinero hasta un límite y trimestralmente pagas el 8% de intereses sobre lo que has retirado, y el 0,50% de intereses sobre lo que no (es decir, si retiras 6000 euros, pagas el 480 de intereses, más 20 por los 4000 que no has usado) Una de las cosas que no molan de esto es que exigen aval para concedértelo.

También existen líneas similares en las diferentes comunidades autónomas, como AvalMadrid, etc... Los requisitos y condiciones son prácticamente similares, pero también es cierto que hay Comunidades Autónomas que tienen líneas específicas para industrias culturales (lo que facilita mucho, tanto los trámites, como las condiciones) Es el caso del la Generalitat de Catalunya a través del ICIC, donde podéis encontrar, además de las subvenciones y créditos, las aportaciones reintegrables (prestamos a 0% de interés)

En resumen, no estamos muy convencidas de que este tipo de acciones puedan ser consideradas ayudas al emprendedor, a la pequeña empresa, a los jóvenes a que se monten un negocio propio, etc... sobre todo si su empresa o futuro autoempleo no es un negocio clásico, de fabricación y venta de productos. Si lo que ofreces es un servicio, como nosotras, o como muchas empresas/autónomos (traductores, diseñadores gráficos, editores de vídeo, artistas, comisarios, compañías de teatro, galerías de arte, escenógrafos, etc...) te encontrarás un poco solo en este afamado ámbito del emprendedor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario