martes, 19 de junio de 2012

Viva El Capital!!!!

Desde hace varios meses llevamos con el malestar de oír a agentes culturales, teóricos de prestigio, y poderes políticos hablar del porcentaje del PIB que supone la cultura. Se les llena la boca con el nuevo tamdem "industrias culturales y creativas" y justifican el apoyo político a la cultura en el rendimiento económico que produce.

Varias publicaciones, incluso del propio ministerio hablan de datos, y millones, y números de empleo. Así, a finales de 2011 se presentaron el avance de resultados de la Cuenta Satélite de Cultura 2000-2009. Si tenéis un rato, echarle un vistazo, parece salido de elmundotoday.
Así, en dicha publicación, se dan dos datos fundamentales, el VAB (Valor Añadido Bruto) y el PIB (Producto Interior Bruto). Según esta cuenta, la cultura, supuso en 2009 el 4,6% del PIB en España. Más que la agricultura, ganadería, pesca, minería o energía (según wiki)

El tema principal es que si te paras a pensarlo, en ese 4,6% oficial del PIB (ojo, que en discursos y notas de prensa y demás, a veces redondean al 7%, 8%...) clasifica actividades como patrimonio, escénicas, artes visuales, pero también prensa escrita, radio y televisión, etc... Pregunta, se imputan aquí los beneficios de lo 600.000 ejemplares de tirada semanal de Hola! Bajará ese porcentaje del PIB ahora que parece que la audiencia de Sálvame está decayendo?? las ventas de apps de iphone también cuentan???

En fin.

Todo esto para decir que basta ya de pensar en productos culturales, industrias culturales (oximorón total!!!) y demás palabros. A nadie, a nadie se le ocurre utilizar el mismo discurso en otros ámbitos como la educación o la sanidad. Y acaso no es más industria la educación, con todos los colegios privados, universidades de pago, productos educativos como libros de texto, compases y rotrings?? Y la industria sanitaria?? el paciente como productor de enfermedades, las farmacéuticas como productoras de contenido??? Pero por favorrrrrr!!!

Por que ahora, cuando no hay pasta, no se sostiene ese discurso. Ahora cuando ningún sector es rentable, la cultura pierde su justificación, y los poderes políticos, las administraciones y demás, tienen la clave para los famosos recortes. Ya no genera beneficio, tiene que ser sostenible, el PIB, 750000 empleos en cultura, tralara, tralara... Ahora, el haber estado usando esa teoría, nos perjudica, y mucho.


 imagen de un seminario de industrias culturales realizado en 2008
 

Hubiéramos esperado, de los dirigentes y sabios, que hubieran desechado ese discurso a tiempo, y hubieran hablado de la realidad cultural, de que no se puede evaluar, no se puede contabilizar como si fueran patatas, y de que más que al PIB, afecta al IDH (Índice de Desarrollo Humano, que además del factor económico, educacional, y sanitario, tiene en cuenta valores como la superficie forestal de un país, la desigualdad de género, etc...)

Hasta que el estado no se replantee esta situación, seguiremos viendo cosas como que las Ayudas a la promoción del arte están dotadas con 900.000 euros, mientras las ayudas a industrias culturales tiene un presupuesto total de 5.375.000 euros. Esto no es muy compatible con el Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales de la UNESCO de 2005, donde prioriza claramente la creación y producción de obra artística.

lunes, 11 de junio de 2012

Internacionalizar(se)

Otra de las modas actuales, además de la de emprender, es la de internacionalizarse. Esto viene a ser... no sabemos muy bien qué. En principio, tener la web en varios idiomas, comercializar productos fuera de nuestras fronteras, incluso tener oficinas en el exterior, filiales, socios, etc...

En el ámbito cultural, la realidad es que la internacionalización está llegando a ser una necesidad, ya que el mercado nacional está bastante fatal de mal. Nuestra experiencia en este sentido es muy buena, fuera de España hemos realizado algún proyecto realmente interesante y estamos en la preparación de varias propuestas con muchas posibilidades.

Por tanto, nos preguntábamos si desde las administraciones públicas, habría algún apoyo para nuestro tipo de empresa y su internacionalización. Hemos consultado varias entidades, como el Instituto de Comercio Exterior, PromoMadrid, etc...

En ambas existen departamentos de industrias culturales, pero se refieren fundamentalmente a empresas que comercializan los llamados productos culturales, como música, cine, etc... es decir, CD y DVD. También están acostumbrados a trabajar con diseñadores de moda, o incluso empresas de animación o videojuegos. Sin embargo, lo que son servicios culturales, consultorías, diseño de proyectos, actividades culturales, docencia, etc... Su primera respuesta fue que consolidáramos mercado nacional, y claro, como bien se sabe, en cultura, no existe mercado nacional, y en política, la cultura ahora mismo es lo menos prioritario.

Sin embargo, si hay varios programas generales de los que una empresa cultural podría beneficiarse. Por ejemplo, está la posibilidad de que necesites información sobre el país en el que vas a hacer algún proyecto, información legal, sobre la garantía de pago, etc... Este tipo de información, más que google, te la pueden ofrecer los agentes comerciales de estas entidades. Ojo! por que parece ser que ahora por este tipo de consultas cobran, así que preguntar antes, no vayan a pasaros la minuta!! En este sentido, ir a través del ICEX, o de la Embajada, puede ayudaros.

También desde diversas entidades, a través de sus departamentos de formación, se organizan reuniones informativas sobre los diferentes países que ahora mismo se consideran emergente, como Perú, Panamá, Brasil, etc... Es interesante asistir a estas reuniones, conociendo así cuáles son las prioridades del país, y sobre todo, las necesidades. Asímismo, existe la posibilidad de que estas entidades de apoyo a la internacionalización, organicen viajes o reuniones en el propio país. Estas reuniones, que suelen aglutinar varias empresas del mismo sector, sirven para introducirte en el país, y hacer contactos que puedan ser susceptibles de ser clientes. También, si cumples unos mínimos requisitos, puedes ser beeficiario del programa IcexNext, el sucesor del famoso PIPE, que financia hasta el 50% de los gastos imputables a la internacionalización de la empresa (hasta 12.700 euros) y apoyo a la empresa en todos los pasos necesarios.

Y para ilustrar todo esto, no podíamos dejar pasar la oportunidad de poneros esta promo de Mediaset España sobre la internacionalización de empresas y la famosa Marca España!! Jejeje!!!





lunes, 4 de junio de 2012

Moooneyyyy!

Y resulta que desde hace algún tiempo, desde muchas instituciones y oficinas de apoyo al emprendedor nos dicen que para ganar más debemos gastar más (¿?¿?¿?¿?¿) Y la solución para esto, según sus consejos, es solicitar algún tipo de financiación existente, tipo microcréditos, ICO, etc...




Por curiosidad, nos subimos a la moto y a hacer el tour por las instituciones que tienes esos créditos como medida de apoyo a la empresa. Primero fuimos a ENISA (Empresa Nacional de Innovación S.A.) Están en las torres Kio, pero no te molestes en ir sin tener cita antes. Nos quedamos con las ganas, y volvimos a casa a mandar un email solicitando información.

Para beneficiarte de un crédito de ENISA, (de 25000 a 75000 euros con un plazo de 3 a 5 años, y un interés aproximado del 8%)  tienes que ser S.L, con menos de 2 años de antigüedad, entregar resultados económicos de 2011, previsión 2012, plan de empresa, y tener algún elemento innovador. Ejem.... Lo del elemento innovador es la pregunta del millón. Que será innovador para esta gente?? por que nosotras no trabajamos en nanotecnología, ni en Bioetanol, ni en Tuenti ni nada... pero resulta que este paso no es tan complejo y que casi cualquier cosa que se te ocurra puede convertirse en innovador para los ojos de ENISA, por ejemplo, no hay en nuestra misma calle ninguna empresa de 2 chicas de nuestra misma edad que se dediquen a lo mismo que nosotras. Somos innovadoras!!!

De todas maneras, para ENISA (y algún tipo de financiación más) podéis acercaros a diferentes asociaciones de empresarios, como la AJE, o la Federación de Mujeres Progresistas, que han conveniado con ENISA para ofrecer asesoramiento y ayuda a los emprendedores que quieran solicitar esta financiación.

Los préstamos ICO son otro cantar. Los requisitos son mayores, y suelen ser préstamos para cosas concretas, como por ejemplo, la compra de activos (maquinaria, etc...) o la internacionalización. Además, desde bastantes sitios nos han comentado que no son excesivamente beneficiosos y que están dirigidos mínimo a PYMES (que de pequeña mediana tiene poco, una PYME es una empresa de mínimo de unos 10 millones de euros de facturación anual y 50 empleados) Hay alguna línea para autónomos y empresas más manejables, pero como os decimos, parece ser que al final se gestiona desde las entidades de crédito (bancos) y los requisitos son prácticamente similares a un préstamos normal y corriente (simplemente te bonifican algún punto en el tipo de interés)

Desde los bancos, también existe la posibilidad de contratar una póliza de crédito. Es una especie de préstamos virtual, y vas pagando intereses solo de lo que retiras. Para que nos entendamos, es como una VISA gigante en tu propia cuenta bancaria. Tu contratas una póliza por 10000 euros por ejemplo, y cuando tu cuenta llegue a 0, podrás seguir retirando dinero hasta un límite y trimestralmente pagas el 8% de intereses sobre lo que has retirado, y el 0,50% de intereses sobre lo que no (es decir, si retiras 6000 euros, pagas el 480 de intereses, más 20 por los 4000 que no has usado) Una de las cosas que no molan de esto es que exigen aval para concedértelo.

También existen líneas similares en las diferentes comunidades autónomas, como AvalMadrid, etc... Los requisitos y condiciones son prácticamente similares, pero también es cierto que hay Comunidades Autónomas que tienen líneas específicas para industrias culturales (lo que facilita mucho, tanto los trámites, como las condiciones) Es el caso del la Generalitat de Catalunya a través del ICIC, donde podéis encontrar, además de las subvenciones y créditos, las aportaciones reintegrables (prestamos a 0% de interés)

En resumen, no estamos muy convencidas de que este tipo de acciones puedan ser consideradas ayudas al emprendedor, a la pequeña empresa, a los jóvenes a que se monten un negocio propio, etc... sobre todo si su empresa o futuro autoempleo no es un negocio clásico, de fabricación y venta de productos. Si lo que ofreces es un servicio, como nosotras, o como muchas empresas/autónomos (traductores, diseñadores gráficos, editores de vídeo, artistas, comisarios, compañías de teatro, galerías de arte, escenógrafos, etc...) te encontrarás un poco solo en este afamado ámbito del emprendedor.